Conociendo la Deep Web: Conceptos clave

Imagen obtenida de http://www.deepweb.es

Seguro que habréis oído en más de una ocasión este término. En torno al mismo giran infinidad de mitos y leyendas que trataré humildemente de aclarar en estas líneas. Comenzaremos por el principio…

¿Qué es realmente la Deep Web?

Simplificando al máximo, viene a ser la parte oculta de la red (corresponde nada más y nada menos que al 96% del contenido total de internet). Engloba toda clase de webs, material e información no indexada en ningún buscador. Existen una serie de métodos muy eficaces para convertir todo tipo de documentos y páginas en no indexables: realizarlas íntegramente en flash o sin contenido html o protegerlas con contraseña.

Un dato bastante importante y significativo es que este “internet sumergido” supera ampliamente en contenido a la denominada Web Superficial (es hasta 500 veces mayor), a la que todos tenemos acceso mediante los buscadores tradicionales. Se estima que en la actualidad tiene un tamaño de 91.000 Terabytes (¡Casi ná!).

Si nos adentramos tímidamente en los suburbios de la red podemos encontrar todo tipo de contenido (que por uno u otro motivo, su autor ha decidido libremente que este no pueda ser indexado – solo se podría acceder a dicho contenido escribiendo la url exacta). Contrariamente a la infinidad de turbias leyendas que la rodean, no todo es pornografía, venta de drogas o mercado negro de todo tipo (representa un % muy pequeño de la totalidad de la Deep Web, y corresponde a una subcategoría denominada Darknet), sino que también encontramos contenido realmente variado e interesante (que forma parte del 90% del contenido visible por todos los usuarios):
– Contenido almacenado por diversos gobiernos.
– Bases de datos (suponen un alto % del contenido de la Deep Web)
– Información almacenada por multitud de organizaciones.
– Foros de muy variadas temáticas.

¿Cómo acceder?

Imagen obtenida de windows.appstorm.net

Adentrarse en la web profunda es, por muy extraño que pueda parecer, relativamente sencillo. Hay muchas formas de acceder a ella, pero la más extendida y utilizada es la navegación a través de la red Tor (que te permite también navegar por la red superficial de forma totalmente anónima, de forma que consigues escapar de las poderosas garras de las cookies). Si te apetece experimentar y descubrir por ti mismo la valiosa información que se esconde en el interior de la Web Profunda, simplemente debes descargar el programa en la web principal de Tor y seguir los pasos correctamente. Aquí tenéis un manual básico que os ayudará en el proceso de instalación y configuración del programa, que os abrirá las puertas a la red profunda y todos sus secretos, siempre desde un total anonimato. Tal es así, que últimamente son muchos los usuarios que utilizan este programa para navegar por la red superficial sin dejar ningún tipo de rastro.

¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s